Travelling Alone. Viajar sola y sus beneficios
Slow Travel

10 Razones por las que viajar sola al menos una vez en la vida

Viajamos solas porque no tenemos con quién salir a explorar, por pura necesidad de estar con nosotros mismas o porque nos apetece. Antes era raro ahora es bastante común encontrarte a chicas que viajan por su cuenta. Pero sabes ¿Qué es lo mejor? La cantidad de beneficios que puede traer para tu vida personal y tu equilibrio emocional.

Hay muchas cosas de viajar que nos hacen mejores personas, hay mil maneras de emprender un viaje y también hay muchas formas de entender un viaje.

Desde mi punto de vista creo que hay viajes que marcan un antes y un después en nuestras vidas. En mi caso ese antes y después mi primer viaje a Italia, el cual hice sola, con un inglés básico y mucho miedo.

Te dejo el post por si te interesa leerlo: Mi primer viaje en solitario.

RECUERDA:

Para viajar no es necesario irse al otro lado del mundo y para encontrar a ti misma no hace falta necesariamente un viaje.

Sea como sea viajar sol@ tiene muchísimas ventajas y en este post te lo voy a demostrar.

  1. TE CONOCES A TI MISMA

No estoy escribiendo este post para describir obviedades sino para explicar lo que han significado para mí.

Si has decido o tienes pensando emprender un viaje en solitario prepárate para conocer facetas de ti que ni te podías imaginar.

Cuando viajas sola estas muy expuestas a sentimientos muy contradictorias: miedo, euforia, compañía, soledad,..

woman looking at sunset
Viajar solos para pensar

El aprendizaje que puedes sacar de esos sentimientos puede llevarte al siguiente nivel. Conocernos a nosotros mismo nos ayuda sobremanera a ver por donde flaqueamos, por donde tirar o qué heridas debemos sanar para continuar.

Si viajas sola aunque sea al pueblo de al lado no olvides comprenderte y sacar esa guerrera que llevas dentro de ti. Esa persona que ni tu misma has visto nunca. Eres tú sí. Solo que nunca antes te habías encontrado con ella.

  1. TE VUELVES MÁS INDEPENDIENTE

Si me llegan a decir hace unos años que me daría igual sentarme sola en un restaurante probablemente no me lo creería.

La independencia es sinónimo de libertad.

La primera vez que me fui de viaje pensé que me aburriría como una ostra. La sorpresa es que nunca paso tal cosa, si sentía que no quería estar en un sitio pues me iba y listo. Si tenía hambre buscaba el restaurante que más me gustaba y como me gustará un lugar concreto me sentaba en ese sitio por horas a pensar en todo y en nada a la vez.

Viajar en solitario me ayudo a tener iniciativa, a tomar acción porque al fin y al cabo solo estaba yo para todo. Todo estaba en mi mano y eso, en algunas circunstancias, es maravilloso.

Y te puedo asegurar que es una de las mejores sensaciones del mundo. ¿Lo pruebas y me cuentas?

  1. TE PERMITES SER TU MISMA

Cuando estas en un lugar donde nadie te conoce te permites ser de la forma que quieras. Como nadie te observa tienes la libertad de poner a prueba algunas facetas de tu personalidad y hasta te encariñas con algunas y las llevas de vuelta a casa.

Nunca pensé que era tan extrovertida incluso cuando no entendía el idioma era capaz de tomar cierta soltura con la gente para que me entendieran. Lo más sorprendente fue que me sentía cómoda hablando con personas desconocidas y sentía la necesidad de conocer cada vez más sobre sus vidas.

  1. MÁS EMPATIA

Viajar sola te hace darte cuenta que muchas veces quien está a tu lado es tu compañero de viaje y que debes ayudarlo en la medida de lo posible. Viajar es un continuo intercambiar experiencias con otros, al menos yo lo veo así.

Ayudas a los demás y sabes que en algún momento del viaje alguien más te ayudará a ti. Es como un código no escrito que la mayoría seguimos para hacerles el viaje más fácil a otra persona y que a la vez otra persona haga lo mismo por nosotros.

multiracial couple of tourists setting up tent against river
Viajar para conocer personas diferentes

Viajar sola me ha permitido desarrollar el hábito de ponerme en el lugar de los demás para intentar comprenderlos.

Cuando pasas una semana en un Bed And Breakfast con gente de todo el mundo al final acabas comprendiendo muchas cosas y eso precisamente es lo que hace que desarrollemos más empatía. La comprensión hacia el que tienes al lado.

  1. UNA CHICA RESOLUTIVA

Si vas con otra persona y se presenta un problema pues hay dos cabezas pensantes en busca de soluciones, en cambio, cuando esta tú sola no tienes a nadie más. Te acostumbras a crear planes de la A la F y aun cuando suceden imprevistos te ves capaz de solucionarlos porque no hay nadie más.

Buscar soluciones en vez de problemas.

Con el tiempo esta habilidad se transforma y crece de manera exponencial hasta que la conviertes en un hábito del día a día. Un hábito que te ayuda a lograr la independencia de la que hablábamos arriba.

  1. APRENDES A ESTAR SOLA

En todos los viajes que he hecho en solitario puedo decir muy orgullosa que en ninguno me he sentido sola. Me he aburrido a veces, me he asusto en algún momento, me he perdido también pero sola jamás me he sentido sola.

Siempre tenía a alguien en el asiento de al lado dispuesto a hablar conmigo (en el idioma que se pudiera). Siempre había algo interesante que hacer o ver, aunque solo fuera caminar una y otra vez en alguna estación a esperar que salga mi autobús.

Mis compañeros de hospedaje nunca me hicieron sentir sola, todo lo contrario, en esos sitio ves todo tipo de criaturas viajares, tantas que dan para escribir un libro tan largo como la biblia.

person wearing gray hoodie jacket watching lake
Viajar para estar contigo misma

Cuando llegaba a un sitio nuevo procuraba hablar con la gente de a pie y preguntarle cosas sobre el lugar. Sí, así soy yo, los que me conocen personalmente saben que soy muy preguntona y quiero saberlo todo.

En los demás casos yo era mi propia compañía y me encantaba estar tranquila, pensando en mis cosas o en mis planes de futuro.

Creo que desde niña he tenido esa predilección por estar sola, quizás me viene de serie. Algo que no he tenido que adquirir porque ya viene conmigo. Sin embargo viajar sola me ha ayudado a que esa cualidad resultara más cómoda y no sintiera miedo por ponerlo en práctica.

  1. MENTE ABIERTA

Muchas veces me he sorprendido con el nivel de conexión que puedes tener con gente muy diferente a mí. Al principio es complicado asimilar algunas formas de vida, aun hoy me cuesta entender ciertas maneras de vivir. La diferencia está en no juzgar a las personas sino entenderlas aunque no compartas su opinión.

Esto me cuesta una barbaridad pero a medida que voy conociendo a gente de diferentes lugares mi ignorancia se va diluyendo. Cosa que agradezco enormemente.

  1. TÚ Y TUS PENSAMIENTOS

Ojalá hubiese escrito un diario de esos días, pero como no lo tengo me tendré que fiar de mi memoria.

Siempre que voy de viaje a algún sitio intento hacer mi ruta caminando si se puede, esto me ayuda aclarar mis ideas.

No sé si la cabeza de todo el mundo funciona igual que la mía pero mi cabeza no para de rumiar, esta todo el rato parloteando y muchas veces le tengo que hacer compañía para tranquilizarla. De ahí que sea tan importante tener espacios para estar solos, para hablar con nosotros mismo, hacer una especie de esquema de nuestras ideas y ya de paso limpiar el disco duro de porquería.

  1. TE LLEVAS GRANDES EXPERIENCIAS Y CONCLUSIONES

Las experiencias son parte vital de nuestro aprendizaje. Viajar sola me ha permitido vivir experiencias que de otra forma no hubieran sido posible o al menos no de la misma manera. Me ha permitido salir de mi zona de confort.

Viajar sola me ha regalado momentos únicos que se quedan en tu corazón como un regalo eterno.

  1. PERSONAS MARAVILLOSAS

Al viajar en solitario me he dado cuenta que la gente (sobre todo otras mujeres) suele sobreproteger a las mujeres que viajamos sola. Al menos a mí me dio esa sensación en algunos lugares, sobre todo hacia otras mujeres. Ellas te aconsejan y ayudan si lo necesitas y eso me hace tener mucha esperanza en el ser humano.

A parte las personas que conoces en tus viajes, gente tan peculiar como extravagante (Lo mismo pensarán ellos de mi). Las horas que pasas hablando con un desconocido en el avión, las experiencias alucinantes de tu compañera de piso o el misionero Americano que conoces en un tren. Todos ellos me han enseñado algo, quizás no me acuerde de sus nombres pero nunca me olvidare de sus caras y los consejos que me han dado.

photo of women embracing while standing on beach
Viajar para conectar y aprender de otros

Luego están los que llegan a tu vida para quedarse. Son pocos pero muy valiosos.

Es hermoso ver cómo van evolucionando sus vidas. Algunos se dedican a lo que tenían pensado hacer y otros estamos en ello. En fin.. La vida no es un proceso lineal, un zigzag en algunos casos o una ola mediterránea en otros.

Nunca subestimes el poder de una gran experiencia

Antes de acabar el post me gustaría decirte que siempre he intentado ir con precaución y que algunos riegos que tomé en el pasado no los volvería a tomar hoy en día.

Creo que la clave para viajar en solitario no es no tener miedo lo cual es súper peligroso, sino el ser prudente y conocer cuáles son tus límites.  Viajar con responsabilidad siempre siempre siempre.    

Si eres mujer y estás leyendo este post te pido que te cuides mucho cuando vayas sola por cualquier sitio, por muy seguro que te lo pinten debes tener unas medidas de seguridad que te permitan estar tranquila.

Confía en tu instintito y disfruta del viaje.

¡Un abrazo!

𝒢𝓇𝒶𝒸𝒾𝒶𝓈 𝓅𝑜𝓇 𝓁𝑒𝑒𝓇

Apoya este blog compartiendo en Redes Sociales
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad