woman reading a book while lying on a hammock

Trucos para empezar a leer cada día

La lectura es calma, pasión, alegría, euforia o todo lo que te puedas imaginar. Hay pocas cosas tan poderosas como el libro adecuado en las manos adecuadas. El hábito de la lectura hace que busques ese poder, lo transformes y apliques a tu vida.

¿Quién no se ha sentido identificado con las palabras de un escritor?, o por ponerte otro ejemplo, ¿Cuántas veces has encontrado las palabras correctas para expresar tus sentimientos en un libro? Eso se llama magia y es un regalo que solo se adquiere leyendo.

Uno de los hábitos que más me han ayudado a evolucionar como persona es el de la lectura. Cuando era adolescente leer significaba una imposición del institutito y suponía un suplicio. Cuando terminé bachiller la cosa cambió y con más libertad para elegir tomé la iniciativa de empezar a leer cada día. A partir de ese momento comencé a leer por placer y no por obligación.

a woman in denim jeans sitting on the floor near the bookshelf while reading a book
Cómo empezar a leer cada día – George Milton Pexels.com

La lectura me ha acompañado a lo largo de mi vida adulta. Ha sido una buena amiga y consejera en los momentos más duros y bonitos de mi vida. Es el recurso al que recurro para encontrar consejos o formas de pensar que de otra forma estaría fuera de mi alcance.

Estos trucos que te voy a dejar aquí te pueden ayudar a crear un hábito que gire entorno a todo lo bueno que te espera si empiezas a leer a diario o al menos unas cuantas veces por semana. Son tips sencillos que no te costará mucho conseguir.

Trucos y consejos para empezar a leer cada día

Antes de empezar de lleno con los trucos contesta sinceramente a estas preguntas:

¿Por qué quieres empezar a leer?

O mejor esta otra: ¿Por qué motivo quiero introducir la lectura a mi vida?

Sé sincero contigo mismo e intenta ser concreto. Decir – quiero leer más – no es un objetivo interesante y lo más seguro es que lo acabases dejando al cabo de una semana.

Piensa y valora todo lo que puede aportar la lectura a tu vida. En cómo puedes mejorar ciertos aspectos importantes para ti. Si no es suficiente apunta una lista de libros con los que quieres empezar e intenta motivarte.

Utiliza la lectura para tus intereses

Si no tienes el hábito de leer cada día lo mejor es que empieces con cosas que te interesan de verdad. Por ejemplo: si estás mirando de montar un negocio de comida ecológica sería interesante empezar con libros sobre el tema.

Leer es una forma autodidacta de aprender cosas nuevas y al mismo tiempo inviertes ese tiempo en adquirir ciertas habilidades. Vamos, que todo son ventajas.

Encuentra tu momento para leer cada día

Hay ciertos momentos del día en que nos sentimos más predispuestos a relajarnos y leer un libro. Encuentra ese espacio del día donde tu cabeza este más enfocada.

Si tienes un momento del día para esta actividad procura reservar ese tiempo cada día, sin falta.

Uno de mis mejores momentos para leer es la tarde pero con mi trabajo he ido bailando esos instantes a los fines de semana o a primera hora de la mañana.

Lee más sobre lo que te gusta

Si empiezas leyendo libros clásicos, con un estilo complejo y una gramática del siglo pasado lo más probable es que te aburras demasiado rápido. Lee cuentos infantiles si te llaman la atención o novela juvenil. Empieza leyendo libros dentro de tu temática favorita, lo demás vendrá después.

Crea pequeñas listas con libros que te gustaría leer

Ajam! Aquí la que da consejos y es la primera que los rompe. De pequeñas listas habla la señorita jajaja

De verdad, si estás empezando a leer te aconsejo que añadas unos cuantos libros a tu lista para así tener material del que tirar. Recuerda que puedes añadir todos los libros que piensas que te pueden gustar, incluso si tienes muchos puedes crear diferentes categorías.

El mejor truco para esto es crear listas en Amazon o en alguna libreta que uses a menudo. Puedes ir eligiendo libros de esa lista mientras descubres otros que puedan interesarte.

Sigue a personas que le guste la lectura

Busca en YouTube o Instagram personas que compartan su pasión por la lectura. Te servirá de motivación. Además podrás aprender algunos trucos útiles y aplicarlos tus rutinas como lector.

Es muy interesante seguir algunos perfiles. Muchos de ellos comparten sus lecturas mensuales y valoran los libros que leen. Excelente para empezar con la lista que te hablaba anteriormente.

Te dejo algunos de las cuentas que sigo.

Todas ellas tienen canal de YouTube.

Encuentra una biblioteca

Encuentra una biblioteca en condiciones, aunque tengas que desplazarte de tu lugar habitual, es una excelente forma de probar a leer varios géneros sin tener que comprar el libro en sí.

Si no tienes una biblioteca que te guste en tu ciudad o no tienes ninguna puedes buscar bibliotecas virtuales. Infórmate en el instituto, colegio o universidad de la zona para ver las alternativas disponibles.

La lectura electrónica está muy de moda, de hecho, yo leo la mayor parte de mis libros en ese formato, sería interesante que te pasarás por la biblioteca y empezarás a leer libros físicos. El olor, la textura, todo eso influye a la hora de leer. El ambiente lector también es importante.

En la biblioteca también tienes información sobre clubs de lectura. Los grupos de lectura son una buena idea para ser constante e interactuar con personas que les gusta leer.

Lee biografías de personas que admires

Aunque las biografías no son los libros más divertidos del mundo, leer sobre alguien que admiras hace que estés más atento al libro que tienes entre manos. Piensa en todas esas personas conocidas a las que admiras y busca sus biografías. Seguro que tendrás un gran repertorio de donde sacar información y aprender.

white ceramic mug on white textile
Empezar a leer cada día, trucos y consejos – Foto: Dina Nasyrova

Una de mis biografías preferidas es la de Michelle Obama, un libro que leería mil veces.

Te dejo un post sobre mujeres que inspiran para que tengas ideas que añadir a tu lista.

Crea ambientes para leer

Ya sea encendiendo una velita o apartando una silla hacia tu lugar preferido de la casa. Procura crear un buen ambiente donde te sientas cómodo e inspirado.

Prueba diferentes sitios y crea espacios idóneos para que te apetezca tener tu momento de lectura cada día. A veces, este es el único truco que necesitas para querer leer cada día.

En mi caso, mi rincón favorito es el sofá, justo al lado de la ventana que es donde tengo más luz. También me gusta leer tumbada en el suelo con una manta.

Disfruta de la lectura o no leas

Si respondiste vagamente a la pregunta del principio o te aburres con cualquier cosa que lees lo mejor es que no leas. Leer no es acto obligatorio. Creo que hay otras alternativas igual de efectivas que la lectura: los podcasts, vídeos, audiolibros, etc.

La lectura se ha convertido en una forma de productividad y muchas veces acabamos leyendo por obligación más que por placer. Aunque la lectura tiene un componente académico para muchos, y eso está bien. Otros solo recurren a ella para relajarse. Si ves que puedes conseguir eso mismo con otras alternativas a la lectura, genial. Disfruta de tu tiempo libre.

Aprende todo lo que puedas e invierte en tu conocimiento y crecimiento personal que, como te decía, no tiene por qué pasar precisamente por la lectura. Úsala como herramienta y adáptala a tus necesitadas.

Ideas para empezar a leer cada día

Te dejo algunas listas de libros para que empieces añadir a tu lista. La mayoría son libros de viajes. Son amenos y fáciles de leer.

Recuerda que todo hábito debe empezar con una predisposición lo suficientemente fuerte como para mantenerlo a lo largo del tiempo. Busca esos motivos para empezar a leer cada día y haz que se convierta en una actividad más de tu rutina diaria.

𝙶𝚛𝚊𝚌𝚒𝚊𝚜 𝚙𝚘𝚛 𝚕𝚎𝚎𝚛 ♡ 𝚃𝚑𝚊𝚗𝚔 𝚢𝚘𝚞


Deja un comentario