10 Pasos para conseguir un armario minimalista

Algunos pasos que te pueden ser útiles para conseguir un armario minimalista, tanto si deseas cambiarte a un estilo de vida minimalista como si solo quieres ahorrarte tiempo a la hora de elegir tus prendas.

Si quieres tener un armario más cómodo, flexible y que a la vez tenga todo lo que necesitas, este post ¡es para tí!

¿Empezamos?

  1. Prendas por secciones

Cuando llevas un tiempo mirando armarios capsulas, fotos en Pinterest sobre armarios súper ordenador es normal que quieras hacerlo todo de un tirón, porque quieres ver el resultado ya. Te mueres de ganas de ver todo organizado.

Llega la realidad y te das cuenta de que tienes ropa en el armario, en cajas, en casa de amigos, debajo de la cama. Vale, llegados a este punto vamos a empezar dividiendo la ropa por secciones.

Armario organizado: dividir las prenda spor secciones.

Es una forma sencilla de abarcar toda la avalancha de ropa que tienes.

Te voy a dar varias ideas:

  • Libreta en mano
  • Separa cada prenda en una sección. (ejemplo: pantalones) y cada sección en una semana o varios días.
  • Haz tres montones: mantener, donar y basura.
  • Prueba todas las prendas

Incluso puedes combinar varias categorías en un mismo día, sin embargo, te recomiendo que lo hagas por categorías únicas. Si tienes 50 pantalones no creo que tengas muchas ganas de sacar también las camisas que ocupan medio armario.

Tomate tu tiempo para realizar esta criba y mucho mejor hacerlo con la cabeza despejada y no todo el armario el mismo día.

  1. Divide tu ropa por estaciones

Bueno, ya has seleccionado la ropa que quieres quedarte..

Ahora lo que haremos es dividir esa ropa en estaciones, si vives en un país donde hay veranos e inviernos muy diferenciados este truco te va ayudar muchísimo, ya que tener la ropa de dos estaciones juntas no es muy práctico la verdad.

Yo en vez de dividir la ropa en las cuatro estaciones, las divido en dos. Invierno y verano, listo.

Organiza tu armario por estaciones

Hago esto porque en la ropa de verano suelo incluir prendas de entretiempo que sirven para esos días más frescos o para ponerme en la noche algunos días. También esa misma ropa de verano es la que utilizo en primavera cuando el tiempo está indeciso entre si hace fresco o calor.

No olvides de guardar la ropa que no toca en cajas o una maleta. Te ayudará a darte cuenta de la cantidad de ropa que tienes en tu armario para cada estación.

  1. No tengas prisa

Como siempre dicen nuestros abuelos «las prisas son muy malas» y cuando hablamos  del armario no va a ser menos.

Si ves que aún no tienes el armario tal cual lo quieres no pasa nada, ya estás en ello. Recuerda que esto no es una competencia a ver quién tiene el armario más bonito.

Sigue juzgando y valorando todo tu armario hasta que decidas que quieres hacer. Muchas prendas se quedaran muchos años contigo y otras se irán muy rápidamente.

El tiempo te ayudará a crear el armario perfecto y te aseguro no se compara con ningún otro, porque este lo has hecho tú mismo para ti y solo para ti.

  1. Guarda en cajas las prendas dudosas

Ups! Ese vestidos que nos regalaron para nuestro cumpleaños que es muy bonito pero que no hemos usado nunca. Si tengo dudas lo guardo.

Fueron muchas las veces que tuve que tomar esa decisión con alguna de mis prendas. Simplemente pensaba que podría empezar a usarla en algún momento o que quizás de aquí a unos meses podría ponérmela, así que hice lo propio sin precipitarme, la guarde en una caja y espere un tiempo.

Me olvide de la caja y por lo tanto de la dichosa prenda y cuando me acordé ni siquiera sabía que había dentro…… ¡Que curioso! ¡Fuera!

Organizar la ropa en cajas

No pasa nada si tienes dudas con alguna prensa especial, guárdala unos meses y cuando la vuelvas a sacar ya sabrás que hacer. Si decides quedártela no olvides ponerla de inmediato en el armario si esa prenda no la usas en el próximo mes significa que no la vas a usar nunca. Entonces ya sabrás que hacer.

Toda esa ropa que no quieres puede ser muy útil para otra persona, no sirve de nada que la tengas guardada cuando sabes que no la vas a usar.

  1. Elige tus colores favoritos no lo s de otros

Sé que quizás soy muy pesada con el tema de los colores pero, es que es algo primordial para que te sientas bien con tus prendas.

Es muy importante que te tomes tu tiempo en crear una paleta de colores.

Antes de empezar a formar tu armario tiene que saber cuáles son esos colores que te sientan bien. Los colores que te gustan.

Te recomiendo experimentar con algún color que nunca hayas usado antes, te puedes llevar sorpresas. Toma un periodo de prueba con esos colores y si te sientes a gusto con ellos no temas en ponerlos en tu armario.

“El color de los sábados” el mío es el amarillo, tengo poquísima ropa de ese color pero la que poca que tengo es esencial. Es un color que antes no me gustaba mucho, sin embargo, ahora, me encanta. 

Así que ya ves, porque no dejarse sorprender.

Aquí te dejo un enlace al post sobre un armario minimalista con color y cómo conseguirlo.

  1. Los básicos son esenciales

Sin unos cimientos sólidos nuestro armario será un desastre. Tendremos la ropa óptima si, la cantidad óptima sí, pero a la hora de la verdad nos damos cuenta de que nuestras prendas no combinan entre sí, y ahí, en este punto es donde deben entrar las prendas básicas.

De ellas parte un armario minimalista. Ten paciencia y echa un vistazo a la ropa y colores básicos que necesitas, no pasa nada si tienes que volver a empezar, simplemente hazlo y notarás la diferencia.

El armario base suele ser de prendas lisas y colores planos. Ten en cuenta los colores y los tonos de tu paleta para que todo sea como un puzzle entre sí.

  1. Reutilizar, regalar, donar

Regalos minimalistas
Photo by Daria Shevtsova

Cuando veas que algo ya acabo su ciclo en tu vida piensa cómo podrías aprovechar esa prenda. Haz volar un poco tu imaginación. Si ves que definitivamente no la quieres puede optar por donar o regalar.

Incluso puedes tomar esa ropa y ponerla a la venta, tú decides.

La basura de una persona puede ser el tesoro de otra.

  1. Encuentra tu estilo y sé fiel a él

No hay nada peor que un armario desorganizado, un batiburrillo de estilos diferente y sería un armario perfecto si cada uno de ellos te gustara pero no suele ser así. ¿Has elegido esa prenda?

Normalmente en nuestro armario tenemos: la ropa que nos gusta, la ropa que nos gustaría llevar pero que sabemos que no nos vamos a poner porque no vamos ser más bajos de repente.

También está la ropa que le gusta a nuestro círculo de amigos porque dicen que al tener X estatura esa es la ropa que nos tendríamos que ponernos, y lo peor es que nos lo hemos creído. La ropa de los domingos para ir a ver a la abuela y quedar bien con todos nuestro tíos y primos (porque ya sabemos que a la abuela le da lo mismo lo que llevemos).

No podemos complacer a todo el mundo, si queremos  hacerlo, adelante, pero nunca sabremos de verdad que es lo que realmente nos gusta.

Prueba a ir a esa reunión de amigos con aquello que de verdad te gusta, con lo que te sientes cómoda. Si alguien te hace algún comentario simplemente contesta con un: «me siento bien con esto pero gracias por tu opinión

Llegará el glorioso momento en que ya nadie te dirá nada y tú te sentirás mucho mejor sabiendo que has elegido tu estilo. Es un pequeño pulsito pero, un gran paso.

Crea un armario con tus prendas favoritas

Una vez que encuentres realmente tu estilo será muy complicado que te dejes llevar por las opiniones de otros.

A quien le tiene te gustar lo que llevas puesto es a ti.

Vale, ya sabemos el tópico de los vestidos X le quedan mejor a las personas de estatura X. Qué más da si nos ponemos esa prenda, no somos modelos de ningún sitio, ni se acaba el mundo por eso y menos mal.

Las opiniones son importantes pero no dejes que las opiniones de otros definan quién eres.

Por eso te pido por favor: tu opinión es lo más importante cuando hablamos de ropa. Al fin y al cabo las vas a usar tú.

  1. Disfruta del proceso

Cuando disfrutamos lo que hacemos tendemos a prestar más atención y estamos más motivados.

Disfruta del proceso de creación, diviértete con cada pasa hacia adelante y aprender de lo que das hacia atrás.

No existe el armario perfecto, existe el armario perfecto para ti.

No te agobies esperando un final que tardará mucho en llegar o que incluso no llegará nunca, en vez de eso disfruta del proceso.

Saca algunas fotos de tu armario. Incluso, puedes programar esas fotos cada mes y analizar tus progresos. Te irás dando cuenta de cómo cambia la forma de tu armario a lo largo de los meses, las cantidades y los tonos.

  1. Armario adaptado a ti

De nada sirve pasate meses queriendo componer un armario para una persona que no eres tú, a no ser que te dediques profesionalmente a ello claro. Este no es el caso.

Observa tus necesidades diarias, y cuando hablo de necesidades diarias no me refiero a esas cenas súper elegantes que tenemos 5 veces al año. Me refiero a las prendas que usas en tu día a día.

Lo que te pones para ir a buscar a tus hijos, para ir trabajar, hacer la compra, salir con tu pareja. Todo eso compone el mix de tu vida, pequeñas situaciones cotidianas.

Encontrar tu estilo cuando eres madre

Si tienes un armario solo para ocasiones formales tendrás el armario perfecto para 5 días al año, no para los 360 restantes.

Manos a la obra o mejor dicho: Manos a la ropa.

Creo que ya hemos acabamos con los trucos, solo falta lo más importante, ponerlos en práctica.

Y tú, ¿qué trucos tienes y has usado para crear tu armario minimalista?

Toda idea aporta sentido a este puzzle, así que adelante, deja en los comentarios aquellas acciones que te han ayudado a conseguirlo.

Nos vemos en el próximo post

𝒢𝓇𝒶𝒸𝒾𝒶𝓈 𝓅𝑜𝓇 𝓁𝑒𝑒𝓇

Apoya este blog compartiendo en Redes Sociales
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest

2 comentarios en «10 Pasos para conseguir un armario minimalista»

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad