Minimalismo

Adicción al móvil: señales y consecuencias

¿Alguna vez has sentido ansiedad al estar todo el día sin internet? Ese miedo a que hubiese ocurrido algo interesante y te lo hayas perdido. Bienvenidos al club.

Photo by Andrea Piacquadio

El miedo a no estar en un momento importante, perdernos una historia, un meme, una publicación, etc.,… Hoy en día este miedo es bastante habitual y nos hace estar pendientes del móvil muchos más de lo necesario. Esto es una patología psicológica y se llama FOMO (Fear of missing out) o miedo a perderse algo.

En la actualidad el miedo a perderse algo es sentimiento que afecta a un gran número de personas, todas ellas con algo en común: son dependientes a las redes sociales y necesitan ese aliciente día a día. Es una adicción o el comienzo hacia la dependencia.

¿Y esto qué tiene que ver con el minimalismo digital? Mucho. Todo.

El minimalismo digital no significa no tener móvil, o un ordenador del siglo pasado. Minimalismo Digital es ser conscientes de que la tecnología esta para servirnos a nosotras y no a la inversa.

Lo llaman minimalismo digital y es un movimiento silencioso pero muy poderoso que nos aporta paz mental y mayores índices de concentración.

Redes Sociales y Covid

Me he dado cuenta, bueno en realidad lo he vivido en carne propia, que en la situación en la que estamos somos muchos más dependientes al télefono en todos los sentidos.

En algunos aspecto la tecnología nos ha salvado de caer aún más hondo y nos ha mantenido en contacto con nuestros seres queridos, no obstante también ha salido a flote la cara menos bonita del uso constante e inconsciente de la tecnología.

Soy consciente de que la tecnología ha sido una salvadora en la mayoría de los casos, sin embargo, no por ello he dejado de observarme y sacar la conclusión de que un teléfono móvil con acceso a internet mal gestionado puede dar pie a otras cosas como: la sobreinformación, baja autoestima, ansiedad o falta de concertación y como no, pereza, mucha pereza.

Minimalismo Digital y falta de concretación
Photo by ROMAN ODINTSOV

El aparatito que tenemos en las manos es el acceso al mundo, tiene un poder que muchos todavía ignoran. Por esa misma razón, durante esta crisis, he leído muchos libros sobre el tema de las adicciones a las redes, la desintoxicación digital y una dieta informativa moderada.

Minimalismo Digital es un aspecto más a tratar, una forma más de gestionar lo que consumimos día y día, y por tanto, un gran aliado a la hora de seleccionar lo que realmente interesa introducir en nuestro ya saturado cerebro.

Qué es el minimalismo digital

Es un movimiento que pretende usar la tecnología como una herramienta. Usar estas herramientas correctamente son claves para evitar dependencias. Una alternativa cada vez más extendida con el fin de usar la tecnología de una forma consciente, para objetivos concretos.

No se trata de estar en contra de la tecnología, es una cuestión de buscar un equilibrio saludable.

Te dejo un post de Introducción al Minimalismo Digital por si te interesa saber más del tema.

Dependencia tecnológica. Señales

Ahora quiero compartir contigo algunos de los «síntomas» más comunes de la dependencia tecnológica. Me gustaría hacer hincapié en que la tecnología no es buena ni mala, solo es una herramienta que debemos aprender a usar y gestionar.

  • Bajo nivel de concentración

Dificultad para estar concentrado mucho tiempo en una tarea concreta. A veces este tiempo puede ser muy corto, es decir menos de 15 minutos sin mirar el teléfono, ya sea para mira el correo o las redes sociales.

Minimalismo Digital y dependencia tecnológica
Photo by Lisa Fotios

Este hecho nos impide trabajar de forma productiva y hace que cualquier actividad nos lleve mucho más tiempo del necesario.

  • Perdida de la noción del tiempo

Estar mirando el móvil y que de repente hayan pasado dos horas. Cuantas veces me ha pasado esto y cuanto lo odio.

Perdemos la noción del tiempo porque ver las redes sociales nos genera oxitocina, esa sensación de evadirnos de nuestra vida, de cotillear lo que ha pasado en el mundo mientras estábamos durmiendo, ver el número de likes que tiene una publicación, contestar comentarios…

Parece que han pasado solo unos minutos cuando en realidad han pasado horas. No sabemos controlarlo porque como cualquier adicto o casi-dependiente perdemos la noción del tiempo.

  • Notificación psicológica

Esta es muy graciosa.

Escuchar el sonido de un Whats e ir corriendo a contestar cuando en realidad no ha sonado nada. Ha sido nuestra mente que ante la falta de novedades  y/o la excitación por la espera se inventa las cosas.

Nuestra mente nos confunde y hace que vayamos a mirar quien nos ha hablado. Lo peor de esto es que pensamos que es totalmente normal

  • Aislamiento social

Pasar demasiado tiempo con estas maquinitas nos aleja de nuestra esencia: la sociabilidad.

Aunque parezca que en casa y con el ordenador lo tenemos todo, la verdad es que los seres humanos necesitamos relacionarnos. Es vital para nuestra salud mental.

El Covid nos ha quitado en gran medida nuestra esencia, en cambio salir a pasear también es una forma de relacionarnos, esta vez con la naturaleza.

La sensación de estar perdiendo el tiempo socializando con los demás es un signo muy claro de que la tecnología ha ido demasiado lejos en nuestras vidas. 

  • Compararte con los demás

Un síntoma típico y exclusivo de las redes sociales. Parece que todo el mundo tiene una vida perfecta. Todo el mundo menos una persona, nosotros.

Photo by mikoto.raw

La vida en las redes sociales no representa la realidad de la gente. Se muestran solo instantes de la vida de una persona. Pero eso no nos entra en la cabeza. Esta sensación acarrear una serie de consecuencias emocionales tales como la irritabilidad, inconformismo y baja autoestima.

La Redes Sociales han creado celos basados en ilusiones. Algunas personas están envidiando vidas que ni siquiera existen.

  • Falta de convicción propia

Al parecer en internet lo tenemos todo, incluso la decisión de comer en un sitio u otro. El extenso entramado de comentarios, en muchos casos, hace que dejemos de ir a un sitio por sus opiniones en internet pero ¿Somos conscientes de que las personas somos diferentes? La opiniones se dan en un momento concreto con una circunstancias concretas a las que nosotros no tenemos acceso. Tenlo en cuenta.

Las opiniones de otros son importante. La nuestra lo es aún más, si quieres comer en ese restaurante con tres estrella en Tripadvisor, ve y comprueba por ti mismo que no sirve para nada. Si eso es lo que deseas, hazlo.

No permitas que la inmensa ola de opiniones modulen (de más ) tu manera de vivir.

BLACK MIROR:

En esta serie de Netflix hay un capítulo donde se muestra un ejemplo de cómo es la vida de una persona adicta a las redes. Es un poco extremo y futurista (bueno, no tan futurista).

Podemos ver el resultado de querer mostrar tu vida en las redes o el hecho de que muchas personas aparentan vidas perfectas. Además de las consecuencias de una sociedad frívola e hiperconectada.

Tenéis el tráiler el YouTube. Black Mirror Redes Sociales

Libros recomendados sobre redes sociales y minimalismo digital.

  • El efecto Smartphone. Conectarse con sentido. Manuel Armayones Ruiz.
  • Tierra. Eloy Moreno.
  • Tristes por diseño. Las redes sociales como ideología. Geerk Lovink.
  • Fomo. How to deal with Fomo in a world rulet by social media. Twaambo Kapilikisha

𝒢𝓇𝒶𝒸𝒾𝒶𝓈 𝓅𝑜𝓇 𝓁𝑒𝑒𝓇 🙂

Apoya este blog compartiendo en Redes Sociales
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest

One Comment

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad